ACERCA DE LOS SENTIDOS

ACERCA DE LOS SENTIDOS

Los sentidos no son un privilegio del mundo de los cosméticos, son parte de nuestros sentimientos, los más instintivos. Trazan una línea a través de nuestra subconsciencia y revelan nuestras líneas de vida. Una máquina del tiempo personal, que pueden enviarle de vuelta a un instante, un lugar o un momento en que usted sintió por primera vez una cierta fragancia. Un cierto perfume de un recuerdo incierto. En ocasiones desafiando la razón, los sentidos son como un amigo confiable que nos dice la verdad sobre nuestros sentimientos, sin importar cuáles sean. Nuestros sentidos se las arreglan para poner una huella dactilar personal en personas y cosas. En un mundo mimético que tiende a divagar hacia una filosofía en la que el poder y el éxito provienen de quienes dominan sus sentimientos hasta que casi desaparecen, los sentidos nos devuelven a lo que realmente importa: la conexión con uno mismo, la conexión con los demás.

Se sabe que el sabor está influenciado en gran medida por el olor, que si usted tiene un resfriado, por ejemplo, su gusto disminuye, que hay cinco gustos, si vamos a contar el más recientemente reconocido, el umami, pero hay miles de sabores. No es difícil de encontrar un enfoque científico o técnico. Pero en un mundo donde se habla cada vez más del olor a la pólvora, creemos que el mundo funcionará mejor si vuelve a ser como era.

La aromaterapia es un juego para sanar la mente y una mente sana conduce a un cuerpo sano. Hay miles de olores, sabores, perfumes, cada uno con su historia. Pero la propia historia de usted es la que importa a final de cuentas. El olor a libros antiguos en la tienda de antigüedades o los frescos en la biblioteca. Los delicados sabores de una panadería, el olor del primer café la primera mañana con su ser querido. El olor de los troncos bordeados por la estufa en la antigua casa de tus abuelos. Del pan recién hecho. El olor del aire dejado por la lluvia que borró las huellas de los últimos pasos de alguien que una vez se amó. Nuestras percepciones son individuales, aunque los sabores y gustos son universales. De todos modos, solo puede reconocer perfumes, olores, sabores que haya conocido sobre la marcha. Permanecen impresos en su mente, en su piel. La magia de reconocer sabores antiguos y descubrir nuevos es siempre un bello desafío. Sin complacer tus sentidos, este mundo no tiene sentido.

Esta es nuestra invitación para que haga bailar a sus sentidos.